¿Cómo se convirtió Netflix en el Rey del Streaming?

Cada semana analizamos casos de empresas que han conquistado el mundo. En esta oportunidad veremos como Netflix revolucionó la industria de las películas.

Veremos como la empresa llegó a ser lo que es hoy en día, las estrategias que utilizaron, los desafíos que tuvieron que superar y si te quedas hasta el final verás los tropiezos que tuvo que pasar para lograr ser la empresa que es hoy en día.

Pregunta rápida: ¿La última vez que viste una película o serie fue en Netflix? ¿Probablemente si verdad?

Netflix proporciona servicios de entretenimiento, ofreciendo en su catálogo una gran variedad de series y películas que sus suscriptores pueden disfrutar. A día de hoy Netflix cuenta con más de 150 Millones de suscriptores en todo el mundo, y el año pasado obtuvo unos ingresos superiores a 15.000 Millones de Dólares, y esta cifra continúa creciendo año tras año.

El Inicio de Netflix

La idea de Netflix surgió por casualidad cuando Reed Hastings se disponía a pagar una película que había alquilado en la cadena Blockbuster, debido a que se había retrasado al regresar la película, fue multado por 40 dólares. Indignado por este hecho Hastings decidió crear su propia empresa de alquiler de películas, tomando como base que no cobraría a sus clientes ningún tipo de multas. Y así fue como se unió con Marc Randolph para dar inicio a Netflix.

El 29 de agosto de 1997 Netflix salió al mercado, empezó a operar como plataforma online para rentar películas, ofreciendo a sus usuarios la posibilidad de adquirir sus películas favoritas desde la comodidad de su hogar.

Simplemente ingresabas a su página, elegías tus películas y ellos te la enviaban a tu hogar, algo que para el momento era un sistema bastante innovador. Además de esto, implementaron el sistema de pago por suscripción, algo que hasta el momento no existía en ninguna otra empresa.

Desde sus inicios Netflix siempre fue arriesgado, cuando iniciaron en el mercado de películas, lo hicieron usando el formato de CD y DVD, el cual para el momento era muy poco conocido, debido a que los reproductores de DVD eran muy costosos, y solo las familias adineradas podían tener uno. Solamente el 1% de la población de Estados Unidos contaba con un reproductor de CD y DVD en aquella época, lo que limitaba los potenciales clientes.

A pesar de que el mercado era más reducido Netflix decidió apostar por este formato porque sabían el gran potencial que estos tenían, debido a que la calidad de las películas había aumentado considerablemente y además eran más ligeros para enviar por carta que los VHS, que por aquel momento era el sistema que se utilizaba para las películas.

En este punto Netflix no estaba generando ganancias debido al bajo mercado, así que decidió hacer una jugada arriesgada, le ofreció a la cadena Blockbuster un contrato donde le cedían la mayoría de las acciones de la empresa, a cambio de que el formato original de ventas de Netflix se respetara y ellos representaran el mercado online de Blockbuster.

Blockbuster rechazó la propuesta, decidieron que el negocio no era rentable y no quería desprenderse de sus ideales, no iban a dejar de aplicar multas por retrasos en las entregas, debido a que esto significaría una pérdida importante en las ganancias de la empresa. Un error que más adelante les costaría caro, ya que hoy en día Blockbuster no existe más, cerrando sus últimas sucursales en el año 2013.

A pesar de que los clientes de Netflix aumentaban, aún seguían generando pérdidas, por lo que decidieron asociarse con grandes empresas, como Sony, LG y muchas otras que se dedicaban a crear reproductores de CD y DVD. Ofreciendo con la compra de un reproductor DVD alquileres gratuitos.

De esta manera Netflix potenciaba la compra de los reproductores y al mismo tiempo hacían que quienes adquirían un reproductor conocieran su negocio y conocieran su marca, lo que se traduce en nuevos potenciales clientes.

Esto elevó las ventas, pero no fue suficiente, la empresa aún seguía en número rojos, incluso llegaron a pensar en cerrar debido a que el sistema de CD DVD no terminaba de explotar.

¡Pero todo cambio!

En el año 2001 los reproductores de CD y DVD bajaron de precio debido a la fabricación en masa y a la necesidad que se tenía por mejorar el sistema de VHS, el cual no ofrecía imágenes de calidad. Además para almacenar las películas se requería de mucho espacio.

Esto trajo como consecuencia que las ventas de Netflix subieran como la espuma, colocando a la empresa en el foco de todas las miradas. Fue ahí donde sus competidores trataron de cambiar al modelo de CD DVD, intentando replicar el modelo de Netflix, pero Netflix ya les tenía mucho terreno ganado. Blockbuster trató de asociarse con Netflix, pero esta vez la oferta fue rechazada por aquella pequeña empresa que años atrás había golpeado su puerta para asociarse.

Para el año 2007 surgió la idea que cambiaría el mercado tal cual lo conocíamos y pondría a Netflix en la cima. El ¡Streaming!, Una prueba más de que no tenían miedo a innovar. Netflix permitía por primera vez en su página oficial la posibilidad de ver las películas de su catálogo online.

Este nuevo sistema contaba con una gran ventaja respecto al anterior. Y es que de esta manera el cliente podría ver lo que quisiera sin tener que esperar a que el DVD llegara a su puerta. Además de esta manera Netflix no tendría que pagar a terceros por los envíos.

Al principio no contaban con una gran cantidad de opciones, debido a que las licencias de las películas eran muy costosas, pero conforme se fueron sumando nuevos suscriptores, Netflix añadió títulos valiosos, y así poco a poco se fue haciendo de un gran número de películas.

El éxito fue tal, que muchas personas preferían cancelar su suscripción mensual de cable para quedarse solo con el servicio de Netflix.

En 2011 Netflix anunciaría su primera producción original, House of Cards. Una idea arriesgada, pero como siempre Netflix seguía apostando a lo grande. Esta etapa marcaría el inicio de una nueva era para la empresa.

En estos últimos años Netflix ha seguido produciendo contenido propio de calidad, el cual tuvo muy buena acogida y le proporcionó mucho éxito. Con series tales como Dark, Stranger Things, Narcos así como también películas que han tenido mucho éxito.

De esta manera Netflix logra fidelizar a sus clientes ya que estas series y películas son exclusivas, se encuentran únicamente en su plataforma.

Hoy en día Netflix es el amo absoluto en cuanto a películas y series online se refiere, sin embargo, le han salido nuevos rivales, dispuestos a quitarle una rebanada del pastel. Empresas como Amazon y Disney han sacado su propio servicio de Streaming, los cuales representan una amenaza seria para Netflix, debido a el presupuesto y títulos que estas empresas poseen.

¿Pero por qué tuvo éxito?

Pensarías que han tenido mucha suerte, pero en realidad su éxito se debe a su gran visión empresarial apostando siempre por innovar.

¿Qué enseñanza nos deja?

Como en cada caso analizaremos las lecciones que esta nos deja.

  • Una de las principales enseñanzas que no deja la historia de Netflix es estar dispuestos al cambio, a pesar de que algo funcione, no quiere decir que lo vaya a hacer siempre así, el mundo evoluciona, es por eso que tenemos que tener un plan de respaldo y saber evolucionar junto con el mercado.
  • Tener confianza en nuestros proyectos, los números no siempre nos van a favorecer, pero es importante que tengamos claro nuestros objetivos para seguir esforzándonos hasta tener éxito. Fíjate en cuanto tiempo estuvo Netflix sin obtener ganancias, pero tenían una meta fija y seguían reinvirtiendo sus ingresos ya que confiaban en su producto.
  • Saber reconocer a un rival y su potencial, así este sea más pequeño. Blockbuster no lo hizo y pago las consecuencias.

Esta fue la historia de Netflix, la empresa que ha cambiado la forma en que vemos series y películas hoy en día.

Deja un comentario